No anheles, no desees. Simplemente se tú mismo.

 

OSHO PADRESEl tantra sólo enseña a trascender el anhelo. Es irrelevante qué anheles; lo importante es que anhelas. Puedes seguir cambiando de objeto. Anhelas dinero, anhelas poder, anhelas prestigio…, anhelas el mundo. Entonces cambias. Te hartas de ello, estás aburrido. O has conseguido lo que anhelabas, y no estás satisfecho; te sientes frustrado.
Empiezas un nuevo anhelo. Ahora anhelas lo divino. Anhelas moksha. El nirvana, la liberación… Ahora anhelas a Dios. El objeto ha cambiado; tú no has cambiado tu anhelo sigue siendo el mismo. Antes perseguía el prestigio y el poder y el dinero. Ahora persigue el poder divino. Persigue lo supremo, moksha, la libertad absoluta, pero el anhelo sigue ahí.
Normalmente, la gente religiosa va cambiando sus objetos de deseo. El deseo permanece igual, sin cambiar. Y no son los objetos los que crean el problema; es el deseo, el anhelo, lo que crea el problema. El tantra dice que es fútil seguir cambiando de objeto. Es perder el tiempo y la vida y la energía. Cambiar de objeto no ayudará, deja el anhelo. No anheles. No anheles la libertad, porque anhelar es la esclavitud. No anheles lo divino, porque anhelar es el mundo. No anheles lo interno, porque anhelar es lo externo. De modo que no es cuestión de trascender este anhelo o aquél; simplemente deja de anhelar. No anheles, no desees. Simplemente se tú mismo.
Cuando no deseas, ¿qué sucede? Cuando no anhelas, ¿qué sucede? Estás inmóvil, todo movimiento cesa. No tienes prisa por llegar a ninguna parte. No estás serio. No hay esperanza y no hay frustración. No esperas nada; nada puede frustrarte. No hay deseo; no puedes fracasar. Por supuesto, tampoco va a haber ningún éxito.
Cuando no estás anhelando, ¿qué sucede? Simplemente te quedas solo, sin ir a ninguna parte. No hay meta, porque el anhelo crea la meta. No hay futuro, porque el anhelo crea el futuro. No hay tiempo, porque el anhelo requiere tiempo. El tiempo cesa. El futuro cesa. Y cuando no hay ningún anhelo, la mente cesa, porque la mente no es más que anhelo, y debido a ese anhelo tienes que planear y pensar y soñar y proyectar.
Cuando no hay anhelo, todo cesa. Simplemente existes en tu pureza. Existes sin ir a ninguna parte; dentro, todos los escarceos desaparecen. El océano permanece, pero no hay olas. Esto es la divinidad para el tantra.
Osho – El Libro de los Secretos Vol 4

Un loco no puede meditar…

OSHO MIRADA

UN LOCO NO PUEDE MEDITAR. ¿POR QUÉ? PORQUE NO TIENE MENTE.

Un loco no puede meditar. ¿Por qué? Porque no tiene mente. Pero esta no-mente no es la no-mente de Buda. La no-mente puede tener dos dimensiones: por debajo de la mente y por encima de la mente. Lo que está encima de la mente es no-mente, y lo que está debajo de la mente también es no-mente. Puedes caer por debajo de la mente: no hay mente, pero eso no es la meditación. Tienes que ir más allá de la mente; sólo entonces se logra la no-mente de Buda. Y recuérdalo siempre, porque son tan similares que puedes mal entender toda la cuestión. Son muy similares.
Por ejemplo, un niño es inocente. Un santo también es inocente -un Jesús o un Krishna-, pero su inocencia no es infantil. Es como de niño, pero no infantil; porque un niño sólo es inocente porque es ignorante. Sólo es inocente como algo ne-gativo, una ausencia. Tarde o temprano todo hará erupción; es un volcán esperando a hacer erupción. La inocencia es sólo el silencio antes de que el volcán entre en erupción.
Un santo es alguien que ha ido más allá. La erupción ha sucedido; el volcán está en silencio de nuevo. Pero este silencio es diferente. El primer silencio estaba muy cargado; algo estaba presente en él. El silencio estaba sólo en la superficie; en el fondo el niño estaba preparándose para ser perturbado. El santo ha atravesado la perturbación. El ciclón ha pasado. Este silencio, la inocencia, pare¬ce similar, pero hay una profunda diferencia.
De modo que, a veces, un idiota también puede parecer un santo. Y los idiotas son como santos; no son astutos. Para ser astuto se requiere inteligencia. No son calculadores; para ser calculador es necesario tener mente. Los idiotas son simples, inocentes, no ladinos, no calculadores. No pueden engañar a nadie. No es que no les guste hacerlo, sino que no pueden. Les falta la capacidad misma. Parecen santos y, a veces, los santos parecen idiotas, porque ha vuelto a suceder lo mismo, en una dimensión diferente, enteramente diferente.
Puedes caer por debajo de la mente; entonces también sucede una no-mente. Pero eso no es la meditación; simplemente has perdido incluso esa mente que iba a ser un paso hacia la meditación. Así es que no estoy en contra de la mente. Desarrolla la mente, desarrolla el intelecto, pero recuerda bien: esto es sólo un medio, y un medio que hay que abandonar, desechar. Hay que usarlo como un barco. Cuando llegas a la otra orilla, abandonas el barco. Te olvidas completamente del barco.
Osho – El Libro de los Secretos Vol. 3

Fuente: OSHO ” Human Transformation Center – Perú”

El amor es todo tu ser; el amor es tu alma.

Amor_e_Sexo.   OSHO MIRADA

“Si entendemos el amor como el encuentro de dos almas —no sólo un encuentro sexual, biológico, de hormonas masculinas y femeninas—, entonces te puede dar alas, te puede permitir una gran interiorización en la vida. Y los amantes se pueden convertir por primera vez en amigos. De la otra manera han sido siempre enemigos disfrazados. Sigue leyendo “El amor es todo tu ser; el amor es tu alma.”

Qué es el OMmmm y por qué utilizarlo.

TIBET EROSKY OMmm

Om es el sonido cósmico, la primera pulsación o vibración de lo inmanifestado al manifestarse. La recitación de Om es como un ojo de buey abierto al infinito.

Om es un mantra o vibración, que tradicionalmente se canta al principio y al final de las meditaciones.

Viniendo desde el hinduismo y el yoga, este mantra se considera que tiene un alto poder espiritual y creativo. Es a la vez un sonido y un símbolo rico en significado y profundidad, es la combinación de lo físico con lo espiritual. Pronunciado correctamente suena como aum. Sigue leyendo “Qué es el OMmmm y por qué utilizarlo.”

¿Conoces el sorprendente origen del Mindfulness?

Sigue leyendo “¿Conoces el sorprendente origen del Mindfulness?”