Beneficios de nuestras prácticas

  • Mejorar nuestra calidad de vida, aceptar el fluir de los sucesos cotidianos con sus matices claroscuros, transitar nuestra cotidianeidad con mayor equilibrio, armonía y serenidad.
  • Ampliar nuestro campo perceptivo, facilitar la resolución de problemas y los desafíos de la vida cotidiana.
  • Vivir el “aquí y ahora” y llegar a una mayor atmósfera de amor, calma, paz, armonía y tranquilidad.
  • Encontramos el sentido pleno de la vida para nosotros y de nuestros seres queridos logrando relaciones interpersonales más sanas, tolerantes y compasivas.